Una titiritera muy especial... Gisela López

Viajera infatigable, aligeró su equipaje para decir “nos volveremos a encontrar” el 2 de diciembre de 2012. Gracias Gisela porque has sido y eres importante en nuestras vidas, porque has alegrado los corazones de próximos y extraños a través de tu creatividad , imaginación y generosidad. Gracias, querida amiga,  por tus espectáculos y, sin duda, por el mejor de todos... tu propia vida. Nuestra admiración, reconocimiento y gratitud por compartirlos, por compartirla. Ha sido un honor conocerte, un privilegio trabajar contigo y acompañarte en este tiempo.

 

Carolina Jiménez (El Retal)

Es difícil resumir en tan poco espacio la vida y pericias de cualquier persona y, en este caso, de alguien tan especial como Gisela López. Parece ser que constantemente la gente que se muere es especial y extraordinaria, pero no es que nadie mienta o finja lo que no es: la gente que tenemos alrededor nuestro de algún modo es extremadamente especial, porque la conocemos más a fondo y compartimos con ella más tiempo que con el resto o bien han significado en determinado momento un punto de inflexión importante en nuestras vidas.

 

   Gisela también era especial como persona, extremadamente especial para su familia y amigos, pero, además su condición de especial le trascendía en su vocación de actriz-titiritera-directora-dramaturga-educadora y creadora. Sus espectáculos, llenos de magia, poesía, música, títeres y mucho humor inteligente y sutil, han trascendido a miles de niños y adultos que han compartido con su compañía El Retal un viaje a alguno de sus mundos imaginarios.

 

   Yo he tenido el gran honor de compartir con ella algunos años de mi carrera profesional como actriz en dos de sus espectáculos, “La niña y la luna” y “El enamorado y la muerte” que, junto con “El mío Cid” han cosechado premios, reconocimiento y admiración por parte del público y crítica. Sin miedo al silencio, proponiendo un tipo de espectáculos donde el niño sólo ha de estar pasivo tranquilamente dejándose imbuir por esa paleta de colores mágicos, ha llegado al corazón de mucha gente…algunos no tan pequeños, porque su labor, y no exagero, tiene mucho de ese teatro al que llamamos universal y que trasciende en el tiempo.

 

Daniela Saludes

Gisela llegó de Argentina cargada de ideas, de poesía, de Quijotes que luchan contra molinos de viento. No era amiga de las historias sencillas, su mirada las traspasaba y las ascendía hacia una categoría mágica que se encuentra entre la poesía y la fantasía. La Tartana tuvo la suerte de trabajar con ella, de que nos contagiara su delicadeza y su genialidad.  Y antes que ser titiritera, era compañera.

 

Juan Muñoz Rebollo

      Director de Teatro La Tartana

 

Durante 4 años recorrí con Gisela a geografía española, con los títeres, la furgoneta, los sueños de cada una, compartiendo una época llena de crecimiento, anécdotas, experiencias, en fin, llena de vida para las dos. De vida y de mucho amor.
 
Aunque nuestros caminos nos llevaron a diferentes lugares ha sido una maestra para mí. En lo profesional y también en lo personal. No sabía lo importante que ha sido en mi vida  hasta que de pronto se fue "a danzar por los espacios infinitos". Estarán super contentos allá arriba  todos los animalitos, l@s niñ@s , los mayores, con sus h
istorias, sus canciones, su gran sensibilidad y  profundidad.
 
Hemos estado hace poco en otro homenaje para ella en COlombia haciendo "La niña y la luna". Allí  me la imaginaba muchas veces mirándonos y riéndose a carcajadas con complicidad, así como se ríe ella. Y yo le devolvía una sonrisa de oreja a oreja. 
Desde aquí agradecer enormemente todo el cariño que tanta gente está enviando a Gisela, y yo me sumo, que seguro que donde esté lo está recibiendo, lo sé.

 

Ainhoa Limón

Semblanza de Gisela López.pdf
Documento Adobe Acrobat [255.9 KB]
Trayectoria de la Compañía El Retal.pdf
Documento Adobe Acrobat [93.4 KB]

Galería de fotos

¿Quieres sumarte al homenaje? ¡Envíanos tu comentario!

Nombre:*
Dirección de correo electrónico:*
Mensaje:*
 
Introduce el código.:

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.